Triat te acompaña en los procesos de cambio profesional

Cinco razones para apostar por el ‘outplacement’

@ Fuente: La Vanguardia

Se trata de acompañar a los trabajadores en el proceso de desvinculación de la empresa

Cada vez más, las personas cambian de empresa varias veces a lo largo de su vida profesional. Eso implica que cada nuevo reto ha estado precedido de una desvinculación de otra organización, que puede ser fruto de un despido o, simplemente, de una no renovación de contrato. En todos estos casos, es conveniente afrontar la marcha de un trabajador como una etapa más de su paso por la empresa. Esto es lo que buscan las empresas que apuestan por el outplacement ,con la que los despidos ya no son un adiós de la noche a la mañana. Pero, ¿qué beneficios aporta?

Yolanda Portolés, coordinadora académica del Máster en Dirección de Recursos Humanos de la UPF Barcelona School of Management , detalla cuatro razones por las que las empresas deben apostar por esta técnica de acompañamiento, estratégico y humano, durante los procesos de cambio profesional para la búsqueda activa de un nuevo empleo o proyecto profesional.

  1. Cuestión de marca. El employer branding es el valor de marca que la compañía transmite al mundo sobre cómo trata a sus trabajadores. La manera de gestionar los despidos será clave para posicionar a la empresa en ranking como Glassdoor, donde son los propios empleados quienes determinan, a partir de su experiencia, cuáles son las mejores empresas donde trabajar.
  2. Experiencia del empleado. Del mismo modo que se habla de “experiencia del consumidor” en el mundo del marketing, en el ámbito de los recursos humanos se habla de “experiencia del empleado”, que atañe desde el momento en que entra, la acogida y formación que recibe, y, en última instancia, su salida. “Es la última imagen que le quedará y lo que decidirá si es un buen o un mal sabor de boca”, apunta Portolés.
  3. Menos ansiedad para el manager. Tener que decirle a una persona que la empresa ya no cuenta con ella suele ser uno de los momentos que crea más ansiedad y estrés en los manager. Sin embargo, una planificación desde el departamento de recursos humanos, con un protocolo a seguir, facilita la tarea de estos responsables.
  4. Impacto en la rentabilidad de la compañía. Cuando se modifica la estructura de un equipo o departamento, algunos indicadores como la productividad suelen verse afectados. Esto cambia cuando existe una estrategia para la salida, en la que también se incluye al resto de compañeros para readecuar las dinámicas que haga falta.

“Para ser buen seleccionador hay que ser también un buen despedidor” resuelve Portolés.